¿Cuanto hace que no pruebas un tomate que sabe a tomate de verdad? 

Si eres cliente nuestro la respuesta es sencilla: desde tu último pedido (disculpa, teníamos que intentarlo :-) si no es muy probable que no tengas esa sensación desde que compraste en un mercado o directamente al agricultor. 

Hoy en día hay decenas de variedades de tomate, tantas que no lo imaginarías. Junto con el Pimiento es el producto vegetal que más se exporta desde Almería y la industria agro está constantemente innovando para desarrollar nuevas variedades que se adapten a tu gusto como consumidor pero también al reto logístico de hacertelo llegar. 

Por ejemplo, el llamado "Daniela" o "Larga vida" es una variedad que se hibridó para conseguir que aguantará mucho tiempo una vez cortado sin mostrar maduración o pobredumbre.

Si te colocas en el lugar de un exportador que quiere vender en el mercado ruso (para el que se tardan 5 días en llegar con un trailer) esta variedad es una elección lógica y prima sobre otras con más sabor.

No es que se traten de tomate "malos" o "buenos" se trata de que en ocasiones se priman unos aspectos sobre otros y en muchas variedades se priman unas propiedades por otras, el sabor puede ser una de ellas.

Hay que valorar también que antes el tomate tenía su temporada. Y esta era verano, en invierno no encontrábamos mucho por ahí. Desde que Almería comenzó a ser la proveedora en contratemporada debido a su clima es cuando disponemos de tomate de calidad todo el año pero también provoca una estandarización del producto. 

Otro motivo es la cantidad de tiempo que pasan los productos en cámaras refrigeradas. Si coges un tomate de la mata notarás el olor a vegetal, una piel dura y los sabores de un fruto recien cogido pero si ese mismo tomate lo amontonas, lo lavas, calibras y lo pones a viajar refrigerado y pasan 5 o 6 días para su venta es normal que pierda propiedades. Se nota.

Y finalmente está la variable que no tenemos en cuenta y es que estos productos no son relojes, no son máquinas montadas en cadenas de montaje con los mismos mecanismos. Hay algunos agricultores que conocen mejor como hacer un producto excelente y otro más normal e incluso dos hectáreas juntas no dan el mismo resultado. Los años de experiencia con una misma variedad o el balance entre calidad y cantidad influye en el sabor del producto final. 

El tema del sabor del Raf

Como ya te explicamos en otras partes de esta página esta variedad se cultiva con un alto estrés salino, tanto en la tierra (arena) como en el agua de riego. Hay muy pocas variedades que sean capaces de aguantar este estrés (otra de ellas es El Jabuguito).

Lo que hace la planta es contrarrestar absorbiendo el agua del fruto del tomate. Como es un tomate que tiene una capacidad genética superior a la hora de retener azúcares se consigue ese equilibro entre carne crujiente, dulce (a veces ligéramente ácido) e incluso con aromas frutales que algunos Gourmets encuentran en catas. 

Al ser un sabor intenso y recibirlo en casa sin pasar por cámara y con unas 36 horas de tiempo desde la cosecha es normal que notes que tiene más "enjundia" que los tomates normales o incluso que el Raf de frutería. 

De ahí que muchos de vosotros nos digais precisamente que sabe como el de antes. La intensidad, unida a los factores que hemos apuntado hacen que esta variedad destaque tanto cuando llega a tu paladar.