Fácil, sabroso y sorprendente para los que no aún no conocen un tomate Raf de los de verdad, que por cierto sin duda este es su sitio, estos chic@s no fallan…pero ¡Ahí que vamos!!!

Corte en gajo a fin de potenciar texturas, chorrito de aceite de oliva virgen extra, pizquita de sal tipo flor y ¡ya esta!

Jeje, en cero coma hemos preparado un bocadito de los que se degustan y dejan un final largo, muy largo…y delicioso.

Incluso si deseamos enredar mas, mi recomendación es jugar con especias, diferentes variedades de aceite…

¡¡Esto es cocina gourmet !! (Bueno y las papitas a lo pobre que hace mi madre que también son, un verdadero espectáculo jajaja)