Es cierto que la forma de consumición que indican es la ideal para el tomate, antes de que madure, pero en ocasiones, tomates raf que han madurado un punto más de lo recomendable, los he consumido de la siguiente forma: 

Se guardan antes en el frigorifico para que se enfrien (un día o dos), luego con un cuchillo afilado se "recorta" y se pela quitando la piel (que en los maduros es un poco dura).

Una vez pelado y quitado la zona del pedunculo mediante una incisión de forma cónica con un cuchillo con punta, se corta el tomate en dos mitades en sentido horizontal, chorrito de aceite y sal maldon y vereis como está.

Otra variante: comer esas mitades, con bonito en salazón y un chorrito de aceite virgen extra.... (en ambos casos, comerlo mientras mantiene el frío/fresco del frigorífico)

Saludos

Alfredo Nieto
Murcia